sábado, diciembre 12, 2009

Pino se planta, igual que la soja


Pinocho argentino

Veamos las actitudes, sumemos los hechos y eso nos dará irremediablemente el lugar donde se encuentra: si estas aliado a los que pretendes (o dices) combatir: Sos un traidor.

Pino Solanas es, desde el punto de vista cinéfilo, uno de los cineastas creadores del cine militante en la Argentina junto a Octavio Getino y Raymundo Gleyzer. Todos los militantes bien nacidos han visto “Actualización Política y Doctrinaria para la Toma del Poder” o “La Hora de los Hornos”. Pero toda esta historia de militancia y arte está siendo arrojado al tacho de basura por errores groseros desde el punto de vista táctico (teniendo una luz de esperanza de que sea táctico y no estratégico).

Cae, como diría Jauretche, en la visión y los intereses de las “minorías ilustradas” actuando por “izquierda” en dos situaciones sumamente conflictivas con el poder real pero favoreciendo sus intereses.

En el conflicto con la patronal agraria tuvo un papel ambiguo: crítico duramente al gobierno sosteniendo tenuemente su postura histórica frente a la oligarquía vacuna y sojera (él es, además de cineasta, un productor sojero) y no dijo una sola palabra de la situación de explotación de la clase trabajadora rural o del desabastecimiento y aumento de la canasta básica de los más humildes como consecuencia de los cortes de ruta patronales. Si observamos los últimos treinta años de historia veremos que el conflicto por las retenciones ha sido, desde el punto de vista de la distribución de la riqueza, el más importante conflicto con los poseedores y explotadores de la tierra.

Para aquellos que tienen pobre memoria pueden rememorar en internet su lamentable dialogo con Mariano Grondona, una muestra clara de “opositor serio para el poder real”. En este sentido su veta mediática le jugo a favor, si a alguien le debe parte del caudal de votos en la capital federal es al grupo mediático/sojero Clarín, ya que todas las encuestas vislumbraban una estrepitosa caída de los votos de capas medias de Gabriela Michetti y esto podía favorecer a los candidatos kirchneristas. El grupo puso sus ojos en Pino, no por amor a su historia militante o ideología sino para dividir los votos y amortiguar la terrible derrota del Macrismo. Su lema fue de un pragmatismo inmenso “Pino se planta” (igual que la soja).

La actuación en el Congreso Nacional de los Pinistas y Libres del Sur es otro hecho que marca claramente hacia donde apunta como enemigo principal. Sus votos fortalecieron a la derecha patronal y gorila posibilitando la presidencia de varias comisiones. Aquí no existió cargo de conciencia, para Pino da lo mismo un compañero del campo popular que un sostenedor de políticas neoliberales y patronales. Para Pino solo fue una lucha por reparto de cargos, se miro el ombligo y por migajas entrego al enemigo parte del poder en el congreso, “sino puedes con ellos, únete”.

Cabe reflexionar entonces que bien teoriza sobre la necesidad de la intervención del Estado en la economía y sus áreas estratégicas, pero combate políticamente junto a aquellos que plantean el regreso a políticas neoliberales y autoritarias. Emula el dicho de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, entendiendo que el gobierno es el enemigo y debe (entregar las banderas de clase) aliarse a los enemigos históricos del movimiento popular que en sus años mozos supo sostener con dignidad: “Se sube al caballo por izquierda y se baja (los pantalones) por derecha”.

Pino todavía puede cambiar esta historia, solo tiene que volver a mirar sus películas, releer a Perón y recordar la negra década neoliberal que soporto su pueblo, de no ser así lo recordaremos como buen director de cine, pero como un traidor a su pueblo.

Jorge P. Colmán

4 comentarios:

Martín (Latino) dijo...

Duro, pero no menos cierto.
Saludos.

La Chispa dijo...

Interesante si el gobierno fuera de izquierda. Pero ese supuesto está errado. La década neoliberal continúa, profundizamos la entrega de todos los recursos naturales, la capa de corrupción del PJ sigue intacta, la entrega y la destrucción del ferrocarril también, de las industrias que creó Perón ni noticias, la deuda se paga de cabo a rabo y NOS DEFIENDEN LOS MISMOS ABOGADOS QUE EN EL MENEMISMO, contratados nuevamente en el 2005 durante la re-estructuración de la deuda. El pueblo trabajador quiere democracia sindical, el Gobierno la frena. Ah, eso sí subió las retenciones a la soja, pero antes negociando con las multinacionales agroexportadoras, que liquidaron todo al 35% mientras le cobraban al 45% a los productores. Kirchner fomentó el modelo sojero para sacar renta de ahí, como el minero, pero de eso no vemos ni un peso. Por qué no nacionaliza el comercio exterior de granos??
EL GOBIERNO ES LA DERECHA. Jauretche no apoyaría nunca esta lacra de dirigentes políticos al servicio del extranjero. Ojo con Scioli que viene por izquierda como el ministro de economía. Basta de verso muchachos, hablar con el Gobierno es también hablar con la derecha.

Grupo Jauretche dijo...

Chispita, creo que partis de una premisa falsa. Que sea de izquierda es secundario, Dios nos libre si es de la izquierda tradicional Argentina, siempre a contramano de la clase trabajadora, salvo excepciones honrosas. Creo que no tenes en claro que es neoliberalismo, para ello te invito a que leas el decálogo del consenso de Washington y que compares este gobierno con ese conjunto de ideas. Coincido con vos en que puede haber contradicciones como algunas de las que mencionas, pero eso no tiene nada que ver con neoliberalismo. La corrupción: Existe en cualquier forma de gobierno, existe en Cuba (Fidel hizo fusilar algunos), en Venezuela, Bolivia, etc., esto no merece más comentario, creo que ahora hay justicia, miles de milicos procesados y muchos condenados son clara demostración. La deuda externa; Nos sacamos de encima al jefe sindical: El FMI, eso no significa que no paguemos más nada, mira lo que pasa en esta coyuntura con el poder real y después decime que puede ocurrir si no pagamos. Lo de la soja realmente es muy contradictorio para contestarlo, además si no se puede cobrar retenciones por el quilombo que hicieron ¿Cómo van a nacionalizar el comercio exterior?. Aclaro que a mi me encantaría la nacionalización de los granos, ypf, etc., pero también creo que no tenemos suficiente fuerza ni capital para sostener semejante programa (Pino mucho menos, no tiene ni para cubrir el municipio donde vivo, menos la capital). Otra, si no tenemos las reservas que hoy tenemos (mas de 47.000 millones) la corrida la puede pagar el pueblo con un dolar a 5$. Creo que tu análisis sería más rico si agregas todos los avances que hizo este gobierno, sino vas a parecer TN, y por lo cual muy funcional a los agrooligarcas. No nos confundamos de enemigo, este es mi sugerencia.

Martín (Latino) dijo...

Chispita, el discurso solanista no explica el pacto con el PJ disidente del duhaldismo residual, la UCR de Aguad y el PRO de Macri.
Dejense de joder, con todo respeto, es poco serio.
Es fácil enumerar las cosas que no te gustan de un gobierno para pegarle, mas cuando no sos gobierno ni tenés la mínima posibilidad de serlo.

Quizás también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Redes de redes

Grupo Arturo Jauretche

Entradas populares