miércoles, diciembre 09, 2015

La operación macrista de la destrucción del Kirchnerismo

Por Jorge P. Colmán. La operación macrista de la destrucción del Kirchnerismo (Parte 1)

La imagen positiva de Cristina Fernández de Kirchner es un fantasma que pesa muy fuerte en el escenario del gobierno de derecha que practicará Mauricio Macri. Es por ello que el Macrismo y las corporaciones mediáticas dedicarán horas y recursos para destruir su figura y la obra de Néstor Kirchner.

"La vara ha sido dejada muy alta" dicen analistas políticos, la enorme cantidad de derechos, el crecimiento de la industria y el cambio cultural desarrollado por el kirchnerismo va a ser muy difícil de igualar por cualquier gobierno que suceda a Cristina Fernández de Kirchner.

La economía

La crisis internacional, negada por los medios hegemónicos durante meses, es una espada que quitará margen de maniobra financiera al gobierno entrante. Pelearse con el Brasil y Venezuela para ingresar al TTP (Tratado de Asociación Transpacífico) no es una buena idea, cuando los mercados se cierran en esa alianza para los productos argentinos, y los precios de los cereales han bajado en forma alarmante.

¿Como sostendrán las políticas sociales, cuando se eliminan las vías de recaudación impositiva? Las retenciones serán levantadas y miles de millones no ingresarán a las arcas fiscales. Ni hablar del ANSES, que por un fallo polémico, deberá devolver el 15% de los fondos coparticipables a todas las provincias.

¿Como sostendrán el dólar? cuando ya anunciaron que este debería pasar de 10 a 15$ y los precios han sido remarcados de manera salvaje por los grandes supermercadistas. De esta manera caerá el consumo popular y con ellos la misma recaudación fiscal.

Todo apunta a un aumento del endeudamiento externo, con los organismos multilaterales de crédito y los fondos buitre que esperan ansiosos "compensaciones" prometidas electoralmente por el gobierno de Macri.

La distribución de la riqueza y el kirchnerismo

El Peronismo/kirchnerismo ha basado su modelo en la industrialización y la distribución de la riqueza. Pasó de llegar en medio del "infierno" económico y el default, a ocupar mas de 5.000.000 de trabajadores con crecimiento del PBI, aumento de los salarios reales (el más alto de América Latina), inclusión educativa de millones de niños/niñas y adultos, el sistema previsional más inclusivo de la región y el desendeudamiento más importante de los países occidentales.

Pero la crisis internacional puso a prueba las bases del financiamiento del modelo de redistribución de la riqueza. Cristina Fernández se negó tenazmente a un ajuste fiscal y económico, que fue planteado por el stablishment económico, que recaería sobre los sectores populares y la clase media. Redobló la apuesta a reforzar el mercado interno y la vinculación financiera con los BRICs.

Es en este contexto que se produce el recambio electoral, y parte del pueblo (1 de cada 2) visualiza que es necesario un "cambio", sin interpretar las verdaderas causas de la caída en 2014 de los salarios reales. A esto se suman errores tácticos electorales (la designación como candidato a gobernador de Anibal Fernández) que llevaron a la derrota en la provincia y el balotage.

Distribución de la Riqueza vs Concentración de la Riqueza

Esta probado, que ni en países en vías de desarrollo o desarrollados, es posible sostener políticas neoliberales con crecimiento industrial y políticas sociales progresivas. Los ejemplos sobran: Europa no crece y el fantasma del ajuste somete a millones de trabajadores a la desocupación y pérdidas de derechos. EEUU no es lo que fue y cerca de 50.000.000 millones de personas viven con vales de comida y su seguridad social corre serios peligros si gana la derecha neoliberal.

En este marco solo queda la destrucción y el desmonte de todo el aparato kirchnerista. Para ello se debe destruir la figura de Cristina Fernández y todos los que sostuvieron esta política. El hecho de que no se realice un traspaso ordenado de mandos es parte de la operación, no solo un capricho de Mauricio Macri.

A esto seguirá la denuncia de presuntos hechos de corrupción y una justicia que ha sido funcional y cómplice del poder económico concentrado. Una lluvia de causas buscará desacreditar el modelo económico del kirchnerismo, tal cual lo hicieron con el General Juan Domingo Perón cuando debió partir al exilio obligado. De esto se encargarán los medios hegemónicos y corporativos, que temerosos de la aplicación de la ley de medios, apuntarán todas sus armas en una guerra desigual.

Lo paradójico es que el gabinete del presidente electo suma (con el incluido) centenares de causas en la justicia, que son blindadas mediaticamente para que operen con total impunidad sobre el Estado. Si durante el gobierno Kirchnerista, el Estado estaba en disputa con las corporaciones, ahora las corporaciones se disputarán los negocios del Estado. La batalla no será de caballeros, correrá sangre que no será publicada por los medios y la parte del león se la llevarán las transnacionales, que esperan sedientas de venganza la salida del gobierno actual para cobrarle al nuevo todos los servicios prestados.

También correrá sangre en las calles. Si algo han aprendido las derechas en América Latina, es que no es posible sostener políticas de ajuste económico, sin un fuerte apoyo y represión de las fuerzas de seguridad. El macrismo practicó esta fuerza en la ciudad y logró doblegar a las organizaciones sindicales más combativas. Pero una cosa es la ciudad de Bs. As. y otra el país, donde la resistencia política y social será mucho mas dura. No es lo mismo aplicar políticas de ajuste en medio de una crisis social, que en momentos donde la desocupación apenas llega a un dígito.

La resistencia tendrá entonces bases peronistas y kirchneristas, que no están dispuestos a resignar derechos ni su bolsillo. El poder económico, el gobierno y sus batallones mediaticos operarán sobre esta base, tratando de "comprar" y/o seducir económicamente a las dirigencias sindicales para "domesticarlas". Ya hizo la prueba con Hugo Moyano y hasta inauguraron un monumento de Perón, buscando confundir a las bases obreras.

Retroceso a medias de impuesto a las ganancias y las perspectivas

La resistencia tiene su primer triunfo a medias con el impuesto a las ganancias. A medias porque no se aplicará con el aguinaldo, pero una nueva ley seguirá sosteniendo el aparato de recaudación. Aquí se puso a prueba el humor social y no le fue tan bien al Macrismo.

Las redes sociales hirvieron ante la crítica de propuestas que no serán cumplidas desde el primer día de gobierno y este no soporto la presión. Es que ahora el reloj juega en contra del gobierno entrante y cada día que pase será un punto de comparación con el gobierno saliente.

Nada indica que a nivel internacional la economía mejore, muy por el contrario, no se visualiza ningún indicador positivo. La situación en Brasil y Venezuela pueden ser consuelos ideológicos, pero en la economía real no significan cambios importantes para la Argentina.

La destrucción y la venganza de la derecha pueden operar por un tiempo como línea argumental para cubrir las propias carencias, pero eso durará muy poco si no se realizan cambios significativos que solucionen las causas de la derrota electoral del kirchnerismo. Lo que ayer fue piedra angular de las demandas de la clase media, mañana pueden servir al FpV para que regrese con más fuerza al gobierno.

En este período también buscarán seguir sosteniendo la alianza con grupos de centro izquierda que tímidamente fueron funcionales en la etapa electoral, pero que por dinámicas propias e historia muy pronto harán causa común con el Kirchnerismo. El movimiento obrero va a sufrir un realineamiento en este sentido y no se debe descartar la reunificación de la CTA e incluso acuerdos con sectores de la CGT.

Los gobernadores e intendentes buscarán sostener sus economías, el macrismo buscará atraerlos a un acuerdo conservador con la zanahoria de los recursos, pero si esta es muy pequeña (por fuerza de la coyuntura económica), hay que esperar nuevos liderazgos de caudillos del interior o el regreso de los que hoy volvieron a sus provincias. Hay que entender que el macrismo no tiene mayoría en las dos cámaras nacionales y la mayoría de las provincias están en manos del peronismo, este delicado equilibrio se puede romper y los que es hoy "permitir la gobernabilidad" se puede transformar en un enfrentamiento abierto que desgastará fuertemente al gobierno.

Macri esta dispuesto a gobernar por decreto, ya lo dijo en reportajes públicos. Cumplir con este precepto lo expondrá a eliminar la democracia y sus instituciones, un riesgo que lo dejaría al borde de la legitimidad. Macri debe ser consciente de la responsabilidad que esto significa y un error de este tipo alejaría a la derecha por muchos años del poder.

Perseguir al kirchnerismo en el Estado parece ser uno de sus objetivos. El intento de nombramiento de Laura Alonso (ilegal por el momento) y otros funcionarios de la extrema derecha tendrán como misión eliminar "la política en el Estado", una cubierta que ya fue enunciada por varios dirigentes macristas. Para ello cuenta con el sector "cacerolero" de clase media que ve con pavor el avance del kirchnerismo en la administración nacional y provincial.

Mientras tanto el kirchnerismo retrocede con una espalda formidable, con una mística generada desde el Estado y nutrida en la historia de lucha del pueblo en sus diferentes generaciones. La década no pasó en vano y los logros no serán fáciles de superar, esta es la base cultural de resistencia que sostendrá el kirchnerismo y que el macrismo se propone destruir, la mentada "unidad" pregonada por el gobierno entrante es solo discursiva.

La unidad es el verdadero objetivo que deberá sostener el Peronismo para volver a ser opción de poder en el 2017 y recuperar el gobierno en 2019, los jugadores tienen capacidad, solo hace falta que transcurra el tiempo y mover correctamente las piezas.

1 comentario:

Eduardo Tetaz dijo...

Totalmente de acuerdo. Es igual al 55. Todavía no comprendieron que no sierve para nada. Estuvieron 18 años difamando a Perón. Y vino, y les ganó por mas del 60% de los votos. Sólo saben odiar. No son inteligentes. No son creativos. No son sensibles. Jamás nos vencerán. Que la paz sea con Ustedes.

Quizás también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Redes de redes

Grupo Arturo Jauretche

Entradas populares