jueves, septiembre 08, 2022

Joaquín, no es política partidaria, es Éxodo Cap 20:1-18 «No matarás», ¡Es un intento de magnicidio!


APCS por Jorge Colmán. Joaquín, no es política partidaria, es Éxodo Cap 20:1-18 «No matarás», ¡Es un intento de magnicidio!

«Dios habló y dijo todas estas palabras: Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de la tierra de Egipto, donde vivías como esclavo.” Con estas palabras comienza el decálogo o leyes que todo cristiano conoce como «los diez mandamientos». Entre ellos se encuentra la liberación de un pueblo y el sexto mandamiento que dice «No matarás», que es absolutamente claro, bajo ningún punto de vista atentarás contra otro ser humano y agrego «Amarás a tu prójimo como a ti mismo» donde no caben los discursos de odio.

En cuanto a la palabra «magnicidio» etimológicamente tiene raíces latinas y significa «asesinato de alguien importante». Sus componentes léxicos son: magnus (grande), caedere (matar, cortar), más el sufijo -io (acto resultante). En tanto los magnicidios tienen un objetivo político como el de producir una crisis institucional o también un golpe de estado. El magnicidio mas conocido es el de Francisco Fernando, archiduque de Austria-Hungría, asesinado en Sarajevo (Bosnia Herzegovina), su muerte llevo a la primer guerra mundial y 17 millones de seres humanos que perdieron la vida. Las consecuencias de esta guerra no cerraron con el tratado de paz, sino que cimentaron una segunda guerra mundial que termino con la vida de entre 50 y 60 millones de vidas.

Si analizamos estas dos definiciones, la religiosa y la política, entenderemos la importancia de reflexionar, discutir y analizar, en las escuelas y la sociedad toda, los alcances sociales del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Su objetivo fue eliminar una dirigente política y social quien fue electa por el pueblo para gobernar y sostener la democracia con paz social.

Mas aún lo entendemos aquellos que trabajamos en educación, donde actos como estos tienden a repetirse por su impacto social, donde los alumnos y las alumnas son mas receptivos interpelando a toda la comunidad educativa. Es sobre esto lo que se debe discutir en las escuelas, en los lugares de trabajo, en las iglesias y toda la sociedad. Naturalizar, banalizar o desentenderse políticamente solo lleva a esconder el problema hasta que se repita.

El Senador Joaquín de la Torre escribe en su cuenta de Twitter «Basta de adoctrinamiento en las aulas», sin explicar que parte de las indicaciones o los materiales que ha enviado a las escuelas la Dirección General de Cultura y Educación están adoctrinando. ¿No le gusta que sea mencionada la Vicepresidenta? ¿No le interesa que se analicen los acontecimientos que llevaron al intento de magnicidio?¿No le gusta la viñeta humorística?

La respuesta esta tal vez en el remante del Twitter «Nada tienen que ver los “discursos de odio” o el lenguaje inclusivo promovidos por Kicillof y Baradel». ¿Esta seguro señor Senador que los discursos de odio nada tienen que ver con este intento de magnicidio? ¿Usted desconoce la simbología de los tatuajes de Fernando Sabag Montiel están directamente vinculados a un genocidio durante la segunda guerra mundial?. Basta con recordar todos los discursos de odio del Führer Adolf Hitler, la guerra y los campos de concentración para entender que este intento de magnicidio debe ser discutido en las escuelas. El racismo, la intolerancia política, la xenofobia y tantos temas son fundamentales para cimentar una sociedad sin todas estas miserias humanas.

Los discursos de odio son y deben ser condenados, no importa de donde vengan, si de tal o cual partido político, si de una u otra empresa de comunicación, mal que le pese Senador usted le debe su cargo a la democracia, una lucha por esta forma de vida que llevo años para terminar con el genocidio de la dictadura cívico-militar.

El intento de magnicidio contra la vice presidenta puso en juego la convivencia democrática, banalizar con un discursos partidarios por miedos electorales no es pretexto para no abordar seriamente el tema. Un cristiano, un hombre de la democracia no puede avalar ni esconder que debajo de este intento de magnicidio hubo montañas de discursos de odio en comunicadores sociales, referentes políticos y sociales que buscan terminar con la distribución de la riqueza, la justicia social y la democracia, no hay lugar ni momento de discursos políticos con especulación electoral, la sociedad toda esta en peligro.

Jorge Colmán. No es un loco magnicida suelto, hay indicios de algo mucho mas peligroso


APCS por Jorge Colmán. No es un loco magnicida suelto, hay indicios de algo mucho mas peligroso

Luego de la etapa de los gobiernos progresistas en América Latina donde Lula Da Silva, Néstor Kirchner, Hugo Chávez, Rafael Correa, Fernando Lugo y Evo Morales (Los «cuatro mosqueteros», que fueron sumando otros, del No al ALCA en Mar del Plata) desafiaron el poder de los EEUU, estos pusieron en marcha una estrategia para ordenar el «Patio trasero» y terminar con la ola progresista.

Golpes blandos hicieron caer a Fernando Lugo (Paraguay) y Dilma Rouseff (Brasil), otros no tanto como la revuelta armada (apoyada por los EEUU y Argentina) contra Evo Morales (Bolivia) y la traición de Lenin Moreno (Ecuador) contra Rafael Correa. La resultante fueron gobiernos de derecha que realinearon a sus países con las embajadas de los EEUU y el proyecto imperial.

A puro lawfare, los jueces formados en sendos cursos de los EEUU tejieron en toda América Latina una red que forma parte de las espadas en la cruzada contra los gobiernos populares, donde además la prensa jugó un rol fundamental de ordenador y hasta conductor, por sus vínculos con el capital transnacional, para ir generando masas críticas que hostiguen a los partidos, sindicatos y movimientos sociales que pretendan volver al poder.

Esta masa crítica, creada por el «sentido común» que es guionada por el poder mediático de las grandes empresas de la comunicación, comienza a radicalizarse y formar una «nueva derecha» (Ver nota). Esta pasó a la acción violentamente en Bolivia con grupos separatistas, empresariales, religiosos radicalizados, militares, la derecha orgánica coordinada por la embajada de los EEUU y la OEA legitimando el golpe.

Pero hay un suceso fundacional para estos grupos neofascistas: la toma del Congreso de los EEUU ante la denuncia de fraude electoral de Donald Trump. Allí grupos de choque como los «Proud Boys» (Muchachos orgullosos) y «Latinos For Trump» liderado por el latino Enrique Tarrio, convocando a través de las redes sociales a marchar.

Los Proud Boys republicanos argentinos

En la Argentina la masa crítica generadas por los grupos Clarín, La Nación, Infobae y otros provinciales empujaron la alianza de la derecha tradicional y la derecha radical. Esta alianza de Empresas de Comunicación-PRO-UCR genero un relato electoral victorioso basado en la confrontación y el odio al movimiento popular y sus propuestas de distribución de la riqueza encabezado por Cristina Fernández de Kirchner.

La disputa de poder dentro de la alianza opositora fueron extremando las posiciones del ala dura del PRO. Halcones y palomas, dialoguistas y No dialoguistas del Macrismo se disputan la candidatura presidencial del 2023. Es allí donde la Presidenta del PRO, Patricia Bullrich Pueyrredon comienza a reclutar los sectores mas duros de la derecha, aquellos que están dispuestos a realizar acciones de agitación y propaganda en plena pandemia.

Patricia Bullrich alias «Pato», «la Piba» «Cali», «Cuñada Primera» (por el parentesco con Rodolfo Galimberti) tiene conocimiento y participación efectiva en Montoneros, conoce el paño del manejo de fuerzas irregulares (Ver nota). Podemos navegar históricamente de su pase a la derecha, algo que por sus vínculos familiares no le costó tanto por sus aristocráticos apellidos Bullrich, Pueyrredón y Luro (Su tío Alberto Luis Cayetano Bosch Luro, directivo de Molinos Río de la Plata, fue asesinado en el operativo secuestro de Jorge Born en el que participó su cuñado Galimberti).

«Pato» o «Cali», elija usted el nombre de guerra que le parezca, escribió una nota el 24 de marzo de este año en el diario la Nación (Ver nota), donde afirma que «Como sociedad estamos construyendo y legando a nuestros jóvenes una memoria y una historia parcial, en donde quienes tomaron armas contra la democracia construyeron un relato épico, se apropiaron de los derechos humanos y buscan ser reconocidos como héroes de nuestra historia». Como vemos no realiza ninguna autocrítica de su pasado en Montoneros donde vivió la violencia hasta en términos familiares.

Las fuerzas a reclutar provienen de los marchantes anticuarentena (que aportaron el cotillón de bolsas mortuorias, carteles violentos amenazantes, nudos de ahorque, guillotinas y otros), no tuvieron empacho en atacar periodistas de C5N y sus móviles, sus consignas están teñidas de un patrón común: el Odio.

A estos se suman grupos religiosos de extrema derecha, evangelistas y católicos (Ver nota) nacidos en «Manhattan Declaration: A Call of Christian Conscience – Declaración de Manhattan. Un llamado de la conciencia cristiana» que se aliaron en la cruzada contra el aborto y los derechos de género. Su potencia radica en los pulpitos de sus templos y llegan hasta los hogares mas humildes.

Este neofascismo utiliza el individualismo extremo, el odio a las minorías y pobres, el negacionismo y el desprecio a la política como forma de transformación social, ¿Es historia vieja? Súmenle a esto crisis económica y covid 19, manejo de las redes sociales, la información y la creación de sentido, el resultado es la realidad que se vivía a principios del siglo XX (Ver nota).

Fernando «Tedi» Sabag Montiel el que intentó asesinar a Cristina Fernández

Pero estos grupos tienen expresión política. En una nota Ricardo Ragendorfer destaca la acción de los «Jóvenes Republicanos» quienes tendrían participación en diversas acciones directas: 1.- El 2 de agosto, a la salida del Congreso de la Nación –durante la sesión especial en la que se aceptó la renuncia de Sergio Massa como presidente de la Cámara Baja–, una patota compuesta por 20 sujetos agredió con insultos y empujones al líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois. 2.- 3 de agosto ataque a la camioneta de Sergio Massa y otros autos que ingresaban al Museo del Bicentenario con motivo de su jura ministerial, además de atacar a un movilero de C5N. 3.- Movilización anti-Cristina del 22 de agosto frente al edificio donde reside CFK, en el barrio de Recoleta, con la complicidad de la policía de la ciudad.

Dos nombres son señalados por Radendorfer: Vicente Autiero (Brigadier RE) integró el Gabinete ministerial de Patricia Bullrich, Ulises Chaparro, dirigente de la JR, quienes habrían participado y dirigido a los Jóvenes Republicanos. Pablo Kablan de C5N señala que Fernando «Tedi» Sabag Montiel participó de los ataques del 2 y 3 de agosto. También esta involucrada Brenda Uliarte, alias Ambar de 23 años, la novia de Sabag Montiel, que estaba acompañado de otra persona que hasta el momento no ha sido detenido, quienes habrían acompañado a este al intento de asesinato a Cristina Fernández de Kicrhcner.

Horas antes de ser detenida Brenda Uliarte dijo en una red social antes de ser detenida el domingo “No hay reconciliación con los corruptos. No, chicos. Basta de corrupción, sea de quien sea, de cualquier bando político. Basta de la corrupción. De cualquier país, de donde sea. Basta de corrupción” afirma con absoluta tranquilidad y convencida de sus ideas, las fotos encontradas por los investigadores de ella portando en su cintura el arma la muestran como cómplice del intento de magnicidio. El hombre que intento asesinar a Cristina Fernández también tenía claras marcas de su ideología: En su mano izquierda tiene un tatuaje de la «Cruz de Hierro» -condecoración tradicional del ejército alemán originaria del reino de Prusia, en el codo derecho tenía un Sol de Noche símbolo ligado a la filosofía ocultista del nazismo (Schwarze Sonne representa la Rueda Solar, la Esvástica y la Runa de la Victoria, y en la mano derecha tiene el Martillo de Thor (Dios de la mitología germana y muy utilizada por los neonazis contemporáneos.

Todo esta por ser investigado por la justicia, aunque existen grandes dudas sobre los integrantes de Comodoro Py: La jueza María Eugenia Capuchetti, hija del ex comisario general Alberto Carlos Capuchetti, llegó al juzgado Federal en lo Criminal y Correcional Nº5, gracias al voto de Cambiemos y el Peronismo Federal, figuraba en la «servilleta» del asesor de Mauricio Macri y prófugo de la justicia, Fabián «Pepín» Rodríguez Simón (Tiene además ingresos a la ex SIDE para entrevistarse con la cúpula macrista previo a su elección para su actual cargo) . El Fiscal Carlos Rívolo preside la Asociación de Fiscales y Funcionarios de la Nación (AFFUN) y sindicado como «artífice» de 923 denuncias contra Cristina Fernández de Kirchner.

Tanto la institución (Comodoro Py) como la Juez y el Fiscal podrían no ser los mas entusiasmados en resolver este intento de magnicidio, el descuido del receteo del celular de Sabag Montiel aumenta esas dudas, pero los vínculos que se vayan estableciendo señalarán si estamos ante la presencia de una red terrorista al servicio de intereses políticos7geopolíticos o de un personaje influenciado por todo un aparato político-mediático para cometer un atentado que pondría a la Argentina ante una crisis política muy difícil de predecir.

¿Qué podría volver a ocurrir? sin ninguna duda, los mensajes de odio en las redes sociales que justificaban el intento de magnicidio lo demuestran, esa masa crítica y el fracaso de este atentado puede motivar a otras células terroristas a consumarlo. La oposición deberá moderar su lenguaje, como también las grandes empresas de comunicación que con periodistas sicarios empujan los ataques, porque el odio es violencia y la palabra puede ser un arma en contra de la democracia.

¿Lawfare en la cuna del lawfare? El FBI Allana la residencia de Donald Trump en Florida


APCS por Jorge Colmán. ¿Lawfare en la cuna del lawfare? El FBI Allana la residencia de Donald Trump en Florida

EEUU se parece cada vez más a su patio trasero, no solo porque la pobreza a crecido a niveles alarmantes, porque millones de personas reciben subsidios para paliar la crisis o porque los norteamericanos salen a vivir en la calle o carpas porque han quedado desahuciados, ahora también persiguen a su ex-presidente.

En una medida insólita, el FBI allano sorpresivamente una de las propiedades del expresidente Donald Trump en busca de documentación que supuestamente el expresidente sustrajo de la Casa Blanca durante su mandato presidencial. Según la Legislación vigente, existe una ley de Registros Presidenciales que data de 1978, donde todo el personal de la Casa Blanca debe presentar cualquier registro de cuentas no oficiales dentro de los 20 días posteriores a la finalización del cargo (El mandatario terminó su mandato en 2021).

El debate alcanza a los profesores de derecho que han intervenido, señalando preocupaciones históricas y constitucionales sobre la búsqueda no anunciada mientras Trump estaba en la ciudad de Nueva York. Estos destacan que “Hasta donde puedo decir, nunca se ha ejecutado una orden de allanamiento criminal contra un expresidente”, explica el profesor de derecho de Harvard, Noah Feldman, y agrega que la redada fue “un paso muy inusual y agresivo”. Por lo general, en las investigaciones criminales no violentas, el FBI solicita la cooperación de los abogados del acusado».

Lo cierto es que este allanamiento coincide con la imagen presidencial de Joseph Robinette Biden en caída libre, la economía muestra un segundo trimestre con recesión técnica, participa de una guerra donde seguro será derrotada Ucrania por los rusos y a pocos meses de una nueva elección en los EEUU. Muchos analistas proyectan una segura derrota para el partido de Biden, aumentando sensiblemente las posibilidades de una nueva victoria de Donald Trump, de presentarse para un nuevo período.

¿Se están rompiendo los códigos políticos en EEUU? Sobre la cuestión el profesor de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, dice que existe preocupación sobre la clasificación de los documentos que Trump podría haber tenido: «El Departamento de Justicia no tenía derecho a confiscarlos indiscriminadamente porque algunos pueden no estar clasificados y otros pueden estar clasificados por encima de su nivel» afirmo.

La pregunta es ¿Qué documento están buscando? ¿Este allanamiento forma parte de una operación política para llevar al banquillo de la justicia a un posible competidor? Si esto último fuera cierto estaríamos ante un caso de lawfare. La censura de Donald Trump en las redes sociales ya fue de por si un avance contra las libertades individuales muy difícil de entender, más aún siendo el censurado el presidente de los EEUU. En el transcurso de los días tendremos más información y se develará si en la capital del lawfare se esta gestando un nuevo lowfare.

La guerra y los negocios, donde la información es víctima y arma de batalla


APCS por Jorge Colmán. La guerra y los negocios, donde la información es víctima y arma de batalla

Las corporaciones económicas del «mundo occidental» han impuesto la censura internacional y la información de lo que ocurre en el Dombass (Territorios de la RD Lugansk y RD Donestk que se independizaron de Ucrania luego del golpe de estado de 2014) es arma para demonizar a los enemigos de EEUU y la OTAN.

La censura internacional abarca medios de comunicación y redes sociales, se prohibieron los portales de Rusia Today (RT) y los periodistas rusos, todo acompañado de una rusofobia vergonzante en estados donde dicen existen «libertades democráticas» y un bloqueo económico que parece suicida (Ver nota). Europa empujada a la guerra por los EEUU contra la alianza de Donestk, Lugansk y Rusia, envían una inmensa cantidad de armas para lograr debilitar a Rusia.

Pero lo que en los 90 era la hegemonía de EEUU, esta puesta en duda desde Afganistán y la OTAN no logra repeler la liberación de los territorios de Lugansk y Donestk encabezada por la Federación Rusa. El último mes no ha logrado ninguna ofensiva, Ucrania ha perdido gran parte de su ejército y las armas occidentales a veces no llegan ni siquiera al frente de batalla, porque el ataque quirúrgico de los misiles los esta destruyendo.

Mientras tanto el Presidente Ucraniano Volodymyr Selensky sigue pidiendo armas y hace retorica disfrazado de militar. La puesta en escena televisiva es su especialidad, los micrófonos de las corporaciones lo proponen como un héroe, pero la realidad es que en Ucrania se impone un régimen autoritario donde aquel que denuncie los crímenes de guerra es perseguido y silenciado. Para eso están las fuerzas irregulares nazis que asolaron Lugansk y Donestk, que luego fueron institucionalizados como «milicia nacionalista». Los atropellos contra los ucranianos rusóparlantes fueron brutales, humillados públicamente, martirizados y encarcelados, la prensa occidental hizo silencio cómplice sobre la cuestión.

Dando por pedida la guerra ya no se proponen ofensivas militares mas que para la propaganda en los medios. Como manotazo de ahogado se producen ataques con las armas manejadas por oficiales de los EEUU (Los ucranianos no conocen y no tuvieron tiempo para utilizarlos) lanzando misiles a la Central nuclear de Zaporiyia y fábricas que podrían generar un desastre ambiental.

La Central nuclear de Zaporiyia no es cualquier usina, es la mas grande de Europa y las Fuerzas Armadas de Ucrania han estado bombardeando la planta nuclear desde el 7 de agosto. El 11 de agosto uno de los proyectiles lanzado desde territorio ocupado por Ucrania cayó a 10 metros del sitio de almacenamiento de desechos nucleares, un nuevo Chernóbil hubiera sido posible si hubiera impactado en la planta. Todo esto sin importar que, si deja de funcionar la Central, dejará sin suministro eléctrico a gran parte de Ucrania. Importa mas la propaganda de guerra que un desastre ambiental o que llegado el invierno no tengan suministro eléctrico.

El 11 de agosto, las tropas ucranianas bombardearon también las instalaciones de la fábrica de cerveza en Donetsk, lo que causó una fuga de amoníaco. El desastre ambiental puede alcanzar hasta dos kilómetros del lugar. Las autoridades locales contuvieron el escape salvando de esta manera a los vecinos de la fábrica. ¿Una fábrica de cerveza era el objetivo militar o provocar un desastre ambiental?

Mientras tanto una denuncia de Amnesty Internacional sacudió de ira a Selensky. Una investigación del organismo denuncia como el ejército ucraniano utiliza como carne de cañón a los civiles, utilizando incluso escuelas y hospitales. “Las fuerzas ucranianas ponen a la población civil en situaciones de riesgo al establecer bases y operar sistemas de armas en zonas habitadas por civiles, incluso en escuelas y hospitales, para repeler la invasión rusa que comenzó en febrero”, ha destacado Amnistía Internacional en un comunicado (Ver Documento).

El organismo de DDHH destaca que “Estar en una posición defensiva no exime a las fuerzas armadas ucranianas de respetar el derecho internacional humanitario”, lo que fue respondido por el gobierno Ucraniano con que la organización «iguala al agredido con el agresor», olvidando claro que luego del golpe de estado los agredidos fueron los habitantes de Lugansk y Donesk. El relato choca inmediatamente con completar la historia y la defensa de las acciones militares no es un vale todo.

Amnesty destaca que «El derecho internacional humanitario exige que todas las partes en un conflicto eviten, en toda la medida de lo posible, emplazar objetivos militares dentro de zonas densamente pobladas o en sus proximidades. La obligación de proteger a la población civil de los efectos de los ataques incluye también retirar a ésta de la vecindad de objetivos militares y avisar de forma efectiva de cualquier ataque que podría afectarla» afirman.

Que las fuerzas de la Alianza han cometido delitos de guerra lo damos como casi cierto, la guerra es sobre todo uno de los escalones del infierno, no un ejercicio de humanidad. Pero que Ucrania comete delitos de guerra tampoco esta en duda, los medios corporativos nos venden un pescado que con solo comenzar a investigar huele a podrido.

Los cañones y misiles de la OTAN no logran su objetivo militar, pero lo seguro es que la cañonera mediática sigue victoriosa, aunque esta guerra se pierda en el campo de batalla, Hollywood se encargará como en Vietnam, ha hacernos creer que ganaron los EEUU.

lunes, julio 25, 2022

El Mosad responsabiliza al Hezbolá del ataque a la embajada de Israel y la AMIA, una reflexión sobre la misma

Por Jorge P. Colmán. Una nota del New York Times del 22 de julio de 2022, cita un "informe" del servicio de inteligencia del Mosad, donde responsabiliza a la organización Hezbolá del ataque en la argentina a la embajada de Israel y la AMIA.

En ella exime de responsabilidad a Irán y sus autoridades, como así también de argentinos del atentado, adjudicando la misma a "una célula especial del Hezbolá en la argentina, con monitoreo desde el Líbano.

Varias cuestiones mas se desprenden del "Informe", entre ellas creerla y darla por cierto (las pruebas son investigaciones de inteligencia, algo que para la justicia argentina no tiene ningún valor) y/o pensar que esta forma parte de una nueva operación de inteligencia con algún tipo de alcance geopolítico. 

La elección del medio, por el cual se comunica este "informe", así parece indicarlo ya que el The New York Times tiene alcance global. La elección en nuestro país hubiera tenido otro significado, con lo cual el mensaje no es para los argentinos específicamente.

Uno de estos objetivos puede ser distender las relaciones de Israel con Irán. La delicada situación internacional de guerra en Ucrania y las nuevas alianzas geopolíticas de Rusia, Irán y Turquía pueden significar un problema de seguridad nacional para Israel. 

Para nuestro país significa que células de inteligencia Israelíes están investigando en territorio nacional en forma ilegal y estas investigaciones no fueron compartidas con la justicia argentina. Se habrían producido "interrogatorios con sospechosos, vigilancia, escuchas telefónicas y agentes" pasando por alto a las autoridades argentinas. 

De ser cierto el "informe" también la organización Hezbolá habría operado en nuestro país y ambas cuestiones (Israel-Hezbolá) vulneran nuestra seguridad nacional al trasladar el conflicto bélico a nuestro país. 

Publico aquí la nota del The New York Times:

El Mosad aclara nuevos datos sobre los ataques terroristas en Argentina en la década de 1990

Una investigación de la agencia de espionaje israelí descubrió que Hezbolá organizó una célula para llevar a cabo los atentados y rechazó las sospechas de que hubiera argentinos o funcionarios iraníes en Buenos Aires.

Por Ronen Bergman

22 de julio de 2022

TEL AVIV — Dos ataques terroristas contra objetivos israelíes y judíos en Buenos Aires en la década de 1990 en los que murieron decenas de personas fueron llevados a cabo por una unidad secreta de Hezbolá cuyos agentes, contrario a las afirmaciones generalizadas, no fueron ayudados a sabiendas por ciudadanos argentinos ni asistidos en el terreno por Irán, según una investigación del Mosad, el servicio secreto de Israel.

El estudio interno realizado por el Mosad, cuyas conclusiones escritas fueron compartidas con The New York Times, ofrece un relato detallado del modo en el que se planearon los atentados, incluida la forma en que el material para los explosivos se introdujo de contrabando a la Argentina en botellas de champú y cajas de chocolate.

Aunque el Mosad enfatiza que la inteligencia israelí aún cree que Irán, que respalda a Hezbolá, aprobó y financió los atentados y suministró el entrenamiento y el equipo, las averiguaciones refutan las afirmaciones sostenidas por mucho tiempo por Israel, Argentina y Estados Unidos de que Teherán tuvo un papel operativo. También rebaten las sospechas en Argentina de que funcionarios locales y ciudadanos habían sido cómplices de los ataques.

En el primer ataque, en 1992, en el que murieron 29 personas, la Embajada de Israel en la capital argentina fue destruida. El segundo, en 1994, el blanco fue la sede de un centro comunitario judío, en donde fallecieron 83 personas, incluido el terrorista, en uno de los ataques antisemitas más mortíferos desde la Segunda Guerra Mundial.

Las secuelas de las explosiones han resonado por décadas en Argentina: algunos de los encargados de investigar los atentados fueron procesados tiempo después por obstruir la investigación y políticos de alto nivel han sido acusados de estar implicados.

Los atentados también sorprendieron a Israel, que se considera el protector de los judíos en todo el mundo, y revelaron el alcance global y la creciente amenaza de Hezbolá en ese momento.

Ambos atentados fueron ejecutados por Hezbolá en venganza por las operaciones israelíes contra la milicia chiita en Líbano, según la investigación del Mosad. Hezbolá utilizó una infraestructura secreta que construyó por años en Buenos Aires y otros lugares de Sudamérica para preparar y realizar los ataques.

La investigación determinó que los explosivos utilizados en ambos atentados fueron llevados a Argentina de contrabando por agentes de Hezbolá en envases de champú y cajas de chocolate en vuelos comerciales regulares desde varios países europeos. Luego fueron ocultados en un parque de Buenos Aires.

Los productos químicos utilizados para fabricar las bombas fueron adquiridos por una empresa comercial creada por Hezbolá para encubrir sus operaciones en Sudamérica, según la investigación.

Los responsables de los dos ataques nunca fueron llevados ante la justicia ni fallecieron en los diversos ataques que Israel realizó a lo largo de los años contra Hezbolá, según la indagación, y viven en Líbano.

Se emitieron “alertas rojas” de Interpol contra dos personas acusadas de ser atacantes, ambas identificadas en la investigación del Mosad como agentes libaneses de Hezbolá. Una tercera persona es buscada por Estados Unidos. El comandante de operaciones de Hezbolá, Imad Mughniyeh, mencionado por la investigación del Mosad como jefe de la unidad que llevó a cabo los atentados, murió en una operación conjunta israelí y estadounidense en 2008.

Las conclusiones se basan en información recopilada a partir de interrogatorios con sospechosos, vigilancia, escuchas telefónicas y agentes. Las conclusiones de los informes internos fueron confirmadas en entrevistas realizadas este mes a cinco altos funcionarios del Mosad actuales y retirados.

La investigación también reveló fallos del Mosad, que no tuvo ningún aviso previo de los atentados. El segundo ataque fue muy similar al primero y fue realizado por el mismo grupo, pero la investigación reveló que la inteligencia israelí no detectó la actividad que lo antecedió.

Los hallazgos del Mosad y los funcionarios actuales y retirados retratan a un Hezbolá superado en un sentido convencional por el ejército israelí en Líbano, y que comenzó a construir unidades encubiertas en diferentes partes del mundo para ampliar su alcance y atacar a israelíes u objetivos judíos.

A partir de 1988, Hezbolá envió operativos a varios países de Sudamérica para adquirir “experiencia que les permitiera abrir negocios legítimos y tener una fachada comercial sólida para desplazarse entre diferentes países”, según las pesquisas del Mosad.

Identifican a los operativos por su nombre y dan detalles de los pasaportes falsificados y otros documentos que utilizaron. Los agentes de Hezbolá compilaron inteligencia sobre la seguridad de las fronteras, las formas de crear empresas encubiertas y los posibles objetivos de los ataques, incluida la Embajada de Israel en Buenos Aires.

El 16 de febrero de 1992, Israel asesinó al líder de Hezbolá, Abbas al-Musawi.

Después de ese ataque, según el Mosad, Hezbolá envió a un alto operativo, Hassan Karaki, con un pasaporte brasileño falsificado a Buenos Aires, donde compró la camioneta utilizada en el ataque a la embajada.

El comandante adjunto de la unidad de operaciones de Hezbolá, Talal Hamia, también llegó a Buenos Aires, donde se reunió con Muhammad Nur al-Din, un libanés de 24 años que había emigrado a Brasil unos años antes y quien había aceptado ser un atacante suicida.

Hamia salió de Argentina un día después del atentado en el que Al-Din se inmoló; todos los demás operativos de Hezbolá también abandonaron el país. El informe del Mosad ofrece detalles de las conversaciones telefónicas entre Mughniyeh, el comandante de Hezbolá, y sus operativos.

En 2017, el Departamento de Estado de Estados Unidos ofreció hasta siete millones de dólares por información que condujera a la localización, el arresto o la condena de Hamia.

El general de brigada Uri Sagie, exjefe de inteligencia militar israelí que recomendó asesinar a Musawi, reconoció en una entrevista en 2016 que Israel no había previsto la amenaza. “No predije con precisión la reacción de Hezbolá”, dijo.

Los hallazgos del Mosad aseguran que esas fallas fueron “un estímulo significativo” para Hezbolá. En marzo de 1994, la misma unidad planeó un atentado suicida en Bangkok, pero el terrorista suicida se arrepintió y abandonó la misión.

Más tarde, el director del Mosad en ese momento, Shabtai Shavit, recibió una advertencia de un alto funcionario de la agencia de inteligencia de que existía un grave peligro de otro ataque contra judíos o israelíes en Sudamérica, especialmente en Argentina, según dos funcionarios de seguridad israelíes que en ese entonces estaban activos y que pidieron no aparecer con sus nombres al discutirse temas de inteligencia clasificados.

Shavit creía que la operación había sido realizada por Irán, y no por Hezbolá, y ordenó el monitoreo de la embajada iraní en Buenos Aires, que no mostró actividad inusual, aseguraron. Shavit declinó hacer comentarios.

Israel continuó atacando a Hezbolá en Líbano. El 2 de junio, la Fuerza Aérea Israelí embistió un campamento de Hezbolá en Líbano, en el que 50 personas fallecieron y otras 50 resultaron heridas. Las estaciones de radio de Hezbolá prometieron “una respuesta total en todos los niveles”.

Un mes después, el 18 de julio de 1994, el centro comunitario judío en Buenos Aires fue atacado.

Según la investigación del Mosad, los mismos operativos de Hezbolá responsables del bombardeo del centro comunitario el 18 de julio de 1994 estuvieron detrás del derribo de un avión de pasajeros panameño al día siguiente, un incidente en el que murieron 21 pasajeros, entre los que se encontraban 12 líderes de la comunidad judía en Panamá.

Los hallazgos del Mosad afirman que debido a que la red operativa de Hezbolá “no fue expuesta y neutralizada después del ataque a la Embajada de Israel”, esas mismas personas fueron utilizadas para “ejecutar un ataque aún más mortal” en el centro comunitario dos años después.

Tras los atentados se hicieron acusaciones que implicaban que funcionarios argentinos con simpatías ultraderechistas o neonazis podrían haber estado involucrados.

Pero los hallazgos del Mosad concluyen que no hay evidencia para sustentar esas afirmaciones.

“Solo los operativos de la unidad de operaciones exteriores de Hezbolá participaron en el atentado, sin ninguna colaboración de ciudadanos locales”, concluye la investigación.

Sobre Irán, el Mosad citó las pesquisas de un fiscal argentino, Alberto Nisman, de que Teherán aprobó los dos ataques, sin agregar detalles. En 2007, por pedido de Nisman, Interpol emitió una serie de alertas rojas contra altos funcionarios iraníes, incluido Ahmad Vahidi, quien actualmente es ministro del Interior de Irán.

Argentina, Israel y Estados Unidos llevan mucho tiempo acusando a funcionarios de la Embajada de Irán en Buenos Aires de haber colaborado en los atentados con ayuda material y organizativa. Teherán ha negado repetidamente las acusaciones.

Sin embargo, la investigación del Mosad determinó que Irán no participó en la perpetración de los ataques ni en dar asistencia a los agentes. El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios sobre los resultados.

Sebastián Basso, el jefe de la unidad de investigación argentina que investiga el ataque al centro comunitario, dijo el jueves que Irán “fue el autor intelectual” de la operación.

“La fiscalía considera que hay pruebas suficientes para que altos funcionarios del gobierno iraní tengan que dar explicaciones”, dijo.

En 2015, Nisman fue encontrado muerto después de anunciar su intención de enjuiciar al presidente y al ministro de Relaciones Exteriores de Argentina por un acuerdo ilegal con Irán; las circunstancias de su muerte siguen sin estar claras.

Los atentados en Argentina cambiaron las reglas del juego entre Hezbolá e Israel, y provocó que Israel fuera más reacio a intentar asesinar a altos miembros de la organización por temor a represalias, según cuatro exfuncionarios israelíes.

Esa renuencia contribuyó a debilitar la posición de Israel contra Hezbolá a fines de la década de 1990, cuando sufrió grandes pérdidas en Líbano, lo que finalmente lo llevó a retirarse del país en mayo de 2000, dijeron los exfuncionarios. Añadieron que el temor a las represalias fue también una de las principales razones por las que Israel decidió no atacar las instalaciones nucleares iraníes en 2012.


Ana Lankes colaboró con reportería desde Buenos Aires.

Ronen Bergman es redactor de The New York Times Magazine, con sede en Tel Aviv. Su libro más reciente es Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations, publicado por Random House.

Ronen Bergman is a staff writer for The New York Times Magazine, based in Tel Aviv. His latest book is “Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations,” published by Random House. 

Do you have questions about how The New York Times works?Visit nytimes.com/behindthejournalism.

domingo, febrero 14, 2021

La Fundación “Concordia” de think tanks massista a Juntos por el Cambio y el ¿Bingo de San Miguel?

Por Jorge Colmán. Muchas fundaciones son conocidas por sus buenos oficios, ayuda social y otros de carácter educativo e investigativo. Otras arrastran oscuros objetivos como lavar dinero y o servir a oscuros objetivos políticos y empresariales.

Con la crisis política de los 90, surgieron ideas sobre la “personalización de la opción electoral” y la “tecnocracia”. Eran tiempos en que el neoliberalismo socavaba las bases políticas para imponer sus lógicas de mercado y destruir los movimientos populares con el onegeísmo.

Entre otras iniciativas aparecen los “think tanks” asociados a candidatos, con la máscara de técnicos y no asociados a partidos políticos en apariencia. Estos agrupan a técnicos, politólogos, economistas e investigadores con el objetivo de diseñar las políticas públicas de quienes pretenden ganar las elecciones y ocupar espacios de poder político.

Fueron pensados como una buena herramienta de marketing político que “tienden a instalar en la población que el candidato tiene equipos técnicos y gente capacitada desarrollando ideas”, “políticamente correctos”, lejos de la militancia territorial y los desacreditados “punteros políticos”.

Nace la “Fundación Concordia”

En 2014 nace en el auditorio Santa Cecilia de la Universidad Católica Argentina la “Fundación Concordia” nutriendo sus filas integrantes del Opus Dei y otros técnicos de la misma tendencia política. Fue instalado políticamente como el tanque de ideas de Sergio Massa, que pretendía ser presidente de la nación de la mano del Frente Renovador y Joaquín de la Torre. En la sala se destacaban Gabriel Katopodis (San Martín), Carlos Selva (Mercedes) y Jorge Macri (Vicente López), Eugenio Burzaco y otros.

Bajo el lema “Renovar ideas, proyectar el país” apunto como uno de los temas centrales la seguridad y la primer actividad fue con el titular del área de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame. El entonces intendente de San Miguel aspiraba a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, un cargo que que todavía sigue repiqueteando en su cabeza.

Pero las lealtades son tan flexibles como las ideas y el Presidente de la Fundación Concordia, Joaquín de la Torre, se paso a las filas de Cambiemos con Mauricio Macri. Abandonando el Frente Renovador logro ser Ministro de Gobierno de la gobernadora María Eugenia Vidal. Ya en ese espacio se propuso ser la pata del panperonismo macrista, un objetivo fracasado porque no logró atraer personalidades de peso.

Obviamente la fachada de la Fundación debió mutar y readaptarse a las necesidades políticas de su presidente. En 2018, en el complejo “San Isidro Garden”, Joaquín De la Torre plantea un nuevo slogan “Políticas públicas con valores”, acomodándose discursivamente con el macrismo en su apogeo de poder.

Entre los invitados se destacaron los del ámbito político, empresario, eclesiástico, periodístico y referentes de ONG’s. Refrendando su referencia política estuvieron los ministros Santiago López Medrano (Desarrollo Social), Javier Tizado (Producción), Marcelo Villegas (Trabajo), Leonardo Sarquís (Agroindustria), Gabriel Sánchez Zinny (Educación) y Hernán Lacunza (Economía).

De la Fundación y los buenos negocios

Pero no solo de buenas intenciones viven algunas fundaciones y ayer una publicación de Noticas Gráficas destaca los otros objetivos de la fundación, hasta hoy desconocidos.

El portal destaca que las autoridades del IPLyC (Instituto de loterías y casinos de la provincia de Buenos Aires), confirmaron “al portal Noticas Gráficas, que el beneficiario de la licencia del bingo San Miguel es la Fundación Concordia, cuyo mentor y presidente fue el ex ministro de María Eugenia Vidal, Joaquín de la Torre” afirma textual. (Ver nota).

Se destaca que el entonces intendente Joaquín de la Torre pretendía cerrar el Bingo de su municipio, cuyos beneficios iban al Cuartel de Bomberos de San Miguel. De un día para el otro no se habló mas del tema y las causas son mas que entendibles, su fundación se había quedado con los beneficios de ese negocio.

Desconocemos como “trasciende” esta información hoy, pero no sería extraño el proceder de quienes tomaron por asalto el estado, quedándose con importantes negocios y jugosas ganancias, y que de las “Políticas públicas con valores” quedo muy poco, difícilmente si se confirma la información no habría una tercer resurrección de la fundación nacida como el “think Thank” massista-delatorrista.

Si los empresarios no colaboran con mejorar la situación de los trabajadores el conflicto gremial es necesario

Por Jorge Colmán. Este año, es un año electoral y de necesarias recuperaciones sociales y económicas. Por un lado las elecciones legislativas van a teñir en parte la puja por la distribución de la riqueza, luego de cuatro años de gobierno macrista que lo retrajo y un año de pandemia que paralizó gran parte del aparato productivo.

Por un lado el gobierno de Alberto y Cristina Fernández necesitan del respaldo electoral para poder avanzar en el gobierno. La gobernabilidad es una necesidad que hoy niegan los diputados y senadores de Juntos por el Cambio, que ha tomado un claro partido por las patronales del campo y la ciudad, operando con especuladores financieros en contra de los intereses nacionales y dinamitando la confianza en las medidas sanitarias para combatir la pandemia.

También debemos recuperarnos de las consecuencias de la pandemia mundial, donde la nueva normalidad afecta el humor social, donde debemos reforzar día a día los protocolos de salud ante el relajamiento que algunos sectores mezquinos proponen. La batalla del gobierno por las vacunas ha dado sus frutos y ha logrado negociar hábilmente la llegada de las mismas ante los países desarrollados que la intentan acaparar.

Pero también es necesaria la acción gremial en paritarias para recuperar la capacidad de consumo de los trabajadores, luego de la pandemia y los cuatro años de macrismo. La caída real de los salarios es entonces una tarea pendiente del gobierno, que por un lado debe negociar o controlar a los formadores de precios que tienen como objetivos maximizar ganancias para las empresas y planchar aún mas los salarios de los trabajadores y trabajadoras.

El conflicto gremial no es bueno ni malo en si mismo, pero es una necesidad si la patronal no reparte la riqueza que los trabajadores y trabajadoras generan. Durante los primeros años del gobierno del General Juan Domingo Perón, los trabajadores salieron a las calles, discutiendo fuertemente la distribución de la riqueza y las condiciones de trabajo. Los paros se hacían no contra el gobierno sino con el gobierno. En este sentido el gobierno debe tomar partido a favor de los trabajadores y trabajadoras, esta en el ADN del peronismo y estos son la base del proceso de unidad del campo nacional y popular.

La disputa con Juntos por el Cambio es la disputa con el poder económico real, ellos sostienen la necesidad de salarios bajos, flexibilización del trabajo y sometimiento del movimiento obrero. Para el macrismo es central que no exista la distribución de la riqueza, para lo cual debe tener suficientes manos en el Congreso Nacional para frenar cualquier medida de recuperación del movimiento obrero.

Los formadores de precios han operado fuertemente contra la recuperación salarial, en un mercado mundial donde los alimentos han aumentado su valor, los productores quieren obtener la máxima rentabilidad cobrando a precios internacionales en dólares y pagando sueldos miserables en pesos. Esto forma parte del conflicto con la patronal del campo y los productores de carne. Mientras tanto los productores sojeros continúan con los intentos de contrabandear cereal y quince camiones fueron detenidos esta semana intentando pasar ilegalmente al Paraguay.

Otro tanto ocurre con los combustibles, Juntos por el Cambio empujó a los acreedores para hacer fracasar las negociaciones de YPF, estos aprovechan el momento de debilidad global para sacar el mayor provecho del recurso energético nacional.

La CGT y la CTA vienen pidiendo mayor control de precios ante la escalada de aumentos en los alimentos y combustibles que licuaron todos los acuerdos realizados en paritarias de noviembre y diciembre de 2020. Los pedidos urgentes de paritarias muestran la necesidad de recuperar lo perdido y el gobierno envía señales a los trabajadores y trabajadoras diciendo que la recuperación salarial es parte de sus objetivos.

2021 será un año de fuerte conflictividad gremial, acotada por la pandemia, pero será una necesidad no solo de los trabajadores sino del mismo modelo económico que pone su acento en la recuperación productiva vía mercado interno. Poner dinero en los bolsillos de los argentinos es entonces estratégico, en un mundo donde los proteccionismos son cada vez mas fuertes y el libre mercado es solo una retórica para someter y saquear países débiles políticamente.

Quizás también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Redes de redes

Grupo Arturo Jauretche

Entradas populares